Los productos necesarios para vacunar, proteger y realizar pruebas durante la pandemia de COVID-19 se producen en muchos países diferentes. Los mercados internacionales y las cadenas de suministro mundiales desempeñaron un papel fundamental durante la pandemia de COVID-19.

En primer lugar, al ayudar a los países a disponer de los bienes necesarios para hacer frente a la pandemia; en segundo lugar, proporcionando un medio para aliviar las limitaciones temporales de suministro; y tercero, al permitir el acceso a componentes clave para aumentar la producción y satisfacer la creciente demanda.

Los datos sobre las exportaciones e importaciones entre países brindan la oportunidad de contar una historia basada en evidencia del papel que desempeñó el comercio para abordar los problemas de acceso a los bienes relacionados con el COVID-19 y para cumplir con las restricciones de suministro durante las diferentes etapas de la pandemia.

El aumento en el comercio mundial de vacunas observado durante 2021 no tiene precedentes. El valor del comercio mundial de vacunas, es decir, todos los tipos de vacunas para la medicina humana, en los primeros seis meses de 2021 fue un 26 % más alto que durante los 12 meses completos de 2020 y un 30% más que en 2019 (USD 41 mil millones durante los primeros 6 meses de 2021 en comparación con un comercio anual de vacunas de aproximadamente USD 31 mil millones en 2019 y USD 32,5 mil millones en 2020).

El comercio y las cadenas de suministro globales desempeñaron un papel fundamental para ayudar a los países a obtener acceso a los productos esenciales necesarios para luchar contra el COVID-19. El comercio permitió el acceso a las vacunas contra la COVID-19 a muchos países que no podían producirlas.

El comercio y las cadenas de suministro globales ayudaron a abordar la grave escasez de suministro en el acceso a las mascarillas durante las etapas iniciales de la pandemia.

El comercio también desempeñó un papel clave para abordar un acceso más sostenido a los reactivos de laboratorio que se necesitan para la producción de pruebas de COVID-19 y para ayudar a cubrir la escasez de suministros en productos relacionados, como hisopos nasales.

Las cadenas de suministro globales en funcionamiento: cadenas de suministro ágiles y resilientes, habilitadas por el comercio global, respaldan el acceso frente a cambios sin precedentes en la demanda de los productos necesarios para combatir el COVID-19.

Fuente: OCDE.


Comenta en Twitter: @LEADGLOBALGROUP

Síguenos en Facebook: @LEADTRANSPORTEGLOBAL

Te recomendamos: Logística internacional y decisión sobre continuidad del horario de verano.


Más leído